Daniel Dusio

About: Daniel Dusio

Me aproximé al arte del masaje en la antigua Escola d'Expressió de Barcelona. Allí también descubrí técnicas y terapias corporales, como los métodos Mézières y Feldenkrais, que apliqué en mi desarrollo personal. Esta experiencia me facilitó profundizar más en las diferentes técnicas de masaje en las que me he ido formando y que he ido incorporando, practicando y compartiendo.

En 2017, lo que había empezado como una formación y desarrollo personal (talleres de tantra donde pude experimentar nuevas sensaciones físicas, espirituales y amorosas), dio lugar a una formación más profunda y específica en Masaje Tántrico y cura sexual con Verma. En dicha formación aprendí a conectar con la piel, escuchar el cuerpo, mover su energía, conectar con el amor incondicional y meditar a través del cuerpo del otro. A la vez, tuve la necesidad de compartir todos estos aprendizajes y vivencias con personas que, como yo, en un momento de su vida han necesitado ser tocadas con presencia y amor, desbloquear su energía y aprender a entregarse al gozo y a la vida.

La práctica del tantra cambió mi vida, ya que me ha permitido vivir de una manera más natural las emociones al poder expresar lo que siento, dándome permiso para conectar mejor con mi cuerpo y mis energías y al mismo tiempo, afinar mi escucha, pero, sobre todo, sentir la libertad de dar amor incondicional sin temor a ser juzgado o malinterpretado.

Estas sensaciones abrieron mi apetito de aprender más, y en 2018 inicié la formación de Masaje Californiano en Spazio Masajes con Sujati, donde he ido ampliando conocimientos y mejorando mi conexión, fluidez y el vínculo con la persona que me acompaña a lo largo de la sesión en los procesos de transformación y sanación. Esto ha enriquecido mi existencia, mi espiritualidad y mi labor de masajista.

En este arte curativo del masaje trabajo con el máximo respeto, llegando hasta donde tu cuerpo y tu sentir lo permitan, siempre desde la sencillez del tacto consciente y en total presencia.

Te acompaño en la evolución de tu cuerpo, escuchando lo que necesita, dando la confianza suficiente para que se relaje, se distienda y sienta en cada momento el sinfín de sensaciones que el masaje le aporta.

El Masaje Tántrico es una invitación a la relajación, la entrega, el disfrute, el placer, la rabia, las lágrimas, el dolor o la alegría y a todo lo que pueda emerger en cada momento. Un viaje cuyo retorno trae sanación, empoderamiento, amplificación de la capacidad orgásmica y, lo más importante, la expansión de la conciencia.

Poco a poco iremos calmando la mente, y el cuerpo se relajará, entregándose a nuevas sensaciones.

“Si nuestros sentidos son limitados, sus posibilidades infinitas… Exploremos y disfrutemos”

escuela_daya